martes, 30 de agosto de 2016


Lucy fue un Asutralopithecus afarensis que vivió en la zona de Etiopía hace 3,18 millones de años y su cuerpo fue descubierto en 1974 por el antropólogo de la Universidad Estatal de Arizona Donald Johanson y el estudiante Tom Gray. Constituye uno de los esqueletos más completos y antiguos encontrados y relacionados con nuestros ancestros. Desde su hallazgo ha protagonizado un gran debate sobre si esta especie pasaba tiempo en los árboles. Era un bípedo adulto y ha sido estudiado ahora por John Kappelman, profesor de ciencias geológicas en la Universidad de Texas en Austin (EE.UU.).

El estudio publicado en Nature revela que debió morir al caer de más de doce metros de altura, probablemente de un árbol. "Es irónico que el fósil que protagoniza el debate sobre el papel arbóreo en la evolución humana muriera posiblemente de las heridas sufridas en una caída de un árbol", apunta Kappelman autor principal del trabajo.

La oportunidad de estudiar a Lucy llegó para Kappelman cuando el fósil pasó por la Instalación Tomográfica de rayos X de Alta Resolución de su universidad, durante 10 días su equipo logró escanear el 40% del esqueleto completo de la australopiteca hasta crear un archivo digital de más de 35.000 imágenes de tomografía computarizada (TC). Esta máquina está diseñada para escanear a través de materiales sólidos como una roca, con una resolución mayor que la tomografía médica. "La técnica no es destructiva. Se puede ver lo que hay dentro, los detalles internos y la disposición de los huesos”, dice Richard Ketcham, coautor del trabajo en la misma institución. "Lucy es valiosa. Solo hay una Lucy y queremos estudiarla tanto como sea posible", añade.

Fotografía: Wikipedia.
Lo que salió de ojo al estudiar las imágenes obtenidas es que el extremo del húmero derecho está fracturado de una manera que normalmente no se ve en los fósiles. Preserva una serie de cortes afilados y limpios con pequeños fragmentos de huesos y astillas. "Ese tipo de fractura es resultado de una mano que toca el suelo durante una caída, que hace que impacten los elementos del hombro hasta crear una marca única en el húmero", señala el investigador, que consultó a Stephen Pearce, un cirujano ortopédico, por medio de un modelo 3-D a escala humana de los huesos de Lucy.

Además se constataron otras fracturas en el hombro izquierdo y otras a lo largo de todo el esqueleto, incluidas roturas en el tobillo derecho, en la rodilla izquierda y en la pelvis. También observaron una prueba aún más sutil: la fractura de la primera costilla, coherente con una caída. Como no se vieron pruebas o señales de curación Kappelman han concluido que las roturas se produjeron en el mismo momento de la muerte.

Los cálculos dan como resultado una estimación para una caída desde más de doce metros en los que alcanzó los 56 kilómetros por hora. Lucy habría aterrizado con los pies, intentando parar el golpe con las manos posteriormente. "Cuando las múltiples heridas de Lucy salieron a la luz por primera vez, su imagen apareció en mi retina y sentí empatía en un salto a través del tiempo y el espacio", dijo Kappelman. "Lucy ya no era simplemente una caja de huesos, su muerte la convirtió en un individuo real, un cuerpo pequeño, roto e indefenso en la base de un árbol".

Kappelman conjetura que debido a que Lucy era tanto terrestre como arborícola, las características que le permitían moverse de manera eficiente en el suelo pueden haber comprometido su capacidad para trepar a los árboles, lo que la predispondría a caídas frecuentes. El uso de los patrones de fractura puede contar en el futuro una historia más completa de cómo vivían las especies antiguas y cómo murieron.

En https://elucy.org/ se pueden ver, gracias al Museo Nacional de Etiopía, materiales escolares y un conjunto de archivos en 3-D del hombro y la rodilla de Lucy para que el público los pueda descargar, imprimir y  evaluar la hipótesis por sí mismo. "Es la primera vez que los archivos 3-D de un homínido fósil etíope son expuestos, y los funcionarios etíopes son dignos de elogio", asevera Kappelman. "Lucy lidera el intercambio abierto de datos digitales".

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario