viernes, 1 de julio de 2016


Fotografía: NASA Goddard Space Flight Center (editada por MIT News). 
Según la página del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) uno de sus equipos liderado por la profesora Susan Solomon han identificado las primeras “huellas de curación” de la capa de ozono en la Antártida.

Según sus datos de septiembre de 2015 el agujero se ha reducido en más de 4 millones de kilómetros cuadrados, casi la mitad de la superficie de EE.EE., desde su máximo del año 2000.  
El equipo ha analizado la estratosfera con globos sonda y satélites. También se ha comprobado mediante los análisis de dióxido de azufre emitido por los volcanes, que la recuperación del ozono se desaceleró por las erupciones volcánicas. Sin embargo, "el agujero de ozono parece estar de camino a la sanación", indica el sitio web.

Según los investigadores, ese cambio positivo se debe al Protocolo de Montreal firmado por todos los países del mundo en 1987 para prohibir el uso de los clorofluorocarbonos (CFC) que se emplearon masivamente, por ejemplo, en aparatos de refrigeración y latas de aerosol. "Ahora podemos estar seguros de que las cosas que hemos hecho han puesto al planeta en un camino de sanación", afirmó Susan Solomon.

El estudio ha sido publicado en la revista Science.

Fuente: Actualidad.RT.

0 comentarios :

Publicar un comentario