martes, 19 de abril de 2016


El pasado mes de diciembre, un trabajador que acudía a su fábrica en Zielitz (Alemania) se encontró con dos leones. Dicho encuentro se publicó en el diario Bild gracias a las fotografías que Marcel Klinger-Thiede, el trabajador, aportó. Poco después la Agencia Federal para la Conservación de la Naturaleza descubrió que se habían escapado de casa de su dueño que los había comprado ilegalmente por Internet en Rumanía. Este pretendía exponerlos en una especie de establecimiento.

Las dos crías bautizadas como Elsa y Marley, de tan solo 14 semanas de edad, se alojan ahora en un zoológico de Villena, Alicante. A través de la ONG Fundación APP se llegó a esta decisión y tras un viaje de 2.200 kilómetos en coche ya se encuentran en el nuevo hogar que han habilitado para ellos. “Una vez que se recuperen del todo, se les buscará un lugar donde puedan pasar el resto de sus vidas”, recalca APP en un comunicado.


Fuente: AgenciaSINC..

0 comentarios :

Publicar un comentario