martes, 19 de abril de 2016


Un estudio liderado por el CSIC y publicado en la revista “The Astrophysical Journal” ha explicado un fenómeno astrofísico de emisión de energía.

El fondo cósmico de rayos gamma es estudiado con el fin de conocer la materia oscura, aquello que supone el 26% de nuestro universo (la materia ordinaria, formada por átomos, solo llega al 5%). Los expertos creen que existen partículas de materia oscura que se desintegran y forman parejas de partícula y antipartícula. De este modo se aniquilan y forman rayos gamma. Estos rayos son emisiones de alta energía producidos más allá de nuestra galaxia.

Se han analizado los rayos gamma del fondo cósmico en el rango de los megaelectronvoltios (MeV), que es del orden del doble de la energía de un electrón o a la milésima de la masa de un protón. Se ha descartado que como se creía, haya indicios de aniquilación de materia oscura en ese rango. Los científicos plantean que la explicación a esa emisión de energía se puede corresponder a los cuásares, es decir, a núcleos brillantes de galaxias lejanas que contienen gigantescos agujeros negros en el centro.
Algunos de los datos de las simulaciones se obtuvieron con el
Observatorio Compton de Rayos Gamma. Fotografía: NASA.
Este es el resultado de una recopilación y simulación de datos. “Hasta la fecha no se habían realizado unas simulaciones tan exactas. Al basar nuestros cálculos en los ritmos de producción de las supernovas y la distribución y luminosidad gamma de otros objetos a lo largo del universo, los datos más relevantes hasta el momento, hemos encontrado que los cuásares de espectro plano son los más compatibles con el tipo de emisión estudiado”, señala Pilar Ruiz-Lapuente, investigadora del CSIC en el Instituto de Física Fundamental.


Fuente: CSIC.

0 comentarios :

Publicar un comentario