sábado, 16 de abril de 2016


El crecimiento de casos sospechosos y confirmados de Zika en toda América ha coincido desgraciadamente con un aumento inusual del número de bebés nacidos con microcefalia, así lo ha comunicado la Organización Panoamericana de Salud. La microcefalia es una afección que impide el crecimiento de la cabeza tras el parto.

Zika afecta a la creación de nuevas neuronas
en los recién nacidos. Fotografía: Pixbay.
Los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins (Florida, EE.UU.) descubrieron que el Zika afectaba a un tipo de célula madre neural, precisamente a la responsable de formar la corteza cerebral. Gracias al trabajo de la nueva investigación realizada en Brasil, sabemos cómo afecta el virus a estas células.

Los resultados demuestran que el Zika puede eliminar células relacionadas con la creación de neuronas, dando lugar a afecciones como la microcefalia o el síndrome de Guillain-Barré. “Evaluamos con criterios científicos los numerosos estudios sobre el tema y concluimos que existe una relación causal entre la infección del Zika durante el embarazo, la microcefalia y otros daños cerebrales”, explican los autores del estudio publicado en New England Journal of Medicine.

Normalmente las células madre se agrupan, creando neuroesferas que son el germen de las neuronas. Pero en un cerebro infectado de Zika “las neuroesferas presentaban anomalías morfológicas y después de seis días in vitro ninguna consiguió sobrevivir”, afirma Patricia P. Garcez, investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas de Río de Janeiro. “Podemos afirmar que este virus es capaz de infectar y matar células madre neurales, y deteriorar el desarrollo de un modelo cerebral”, expresa Patricia. No obstante, manifestó la necesidad de más estudios para determinar mejor la repercusión del virus en el desarrollo fetal.

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario