jueves, 31 de marzo de 2016


Fotografía: NASA Goddard's Scientific Visualization Studio / C. Starr.
Ya van dos años que el hielo del océano Ártico alcanza un nuevo récord. Esto es debido a que ha reducido la expansión que debía experimentar durante el otoño y el invierno tras los deshielos de la primavera y verano. Alcanzó tan solo una extensión de 14,52 millones de kilómetros cuadrados. Desde el 70 ya se han perdido 1.605.700 kilómetros cuadrados de hielo marino.

"El calor atmosférico probablemente contribuyó a esta medida máxima más baja, con temperaturas de hasta 6 grados centígrados por encima de la media en los bordes de la bolsa de hielo marino, donde es más delgado", dijo Walt Meier, científico del hielo marino en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt (EE.UU.). Al cual añadió "Seguramente vamos a seguir viendo máximos invernales más pequeños en el futuro, porque, además de un ambiente más cálido, el mar también se ha calentado, y esto no permitirá que el borde del hielo se amplíe hasta el sur como solía hacer".

Este dato viene confirmado por la información del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve (NSIDC, por sus siglas en inglés) y de la NASA. Juntos han creado este vídeo con el estado de la masa helada entre septiembre de 2015 y marzo de 2016.


La masa helada del Ártico desempeña un papel crucial en el mantenimiento de la temperatura global. Su superficie blanquecina refleja los rayos solares impidiendo que ese calor sea absorbido por los océanos.

Fuente: Agencia Sinc.

0 comentarios :

Publicar un comentario