viernes, 18 de marzo de 2016


Usando el ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) un equipo de investigadores ha observado el disco protoplanetario que rodea a la estrella binaria HD 142527. Este trabajo ha revelado que en las zonas externas a este disco hay una capa de polvo con forma de medialuna y casi nada de gas. Gracias a ello se han podido averiguar más cosas sobre el potencial de un sistema binario para crear planetas. En este tipo de sistemas tenemos dos estrellas orbitando entorno al mismo centro de masas. Este en concreto está a 450 años luz de la Tierra, en el cúmulo de estrellas Asociación Escorpio-Centauro.

Sistema HD14252 recreado con imágenes de ALMA.
En rojo arco de polvo, en azul monóxido de carbono.
Fotografía: DiCYT.
“Se sabe desde hace tiempo que este sistema binario tiene una corona de polvo y gas donde se forman planetas”, señala Andrea Isella, astrónomo de la Rice University de Houston (Texas). “Las nuevas imágenes de ALMA revelan detalles hasta ahora desconocidos sobre los procesos físicos que rigen la formación de planetas alrededor de este sistema binario, y quizás de muchos más”. 

Desconocemos todos los detalles de la formación de los planetas. Pero se sabe que se crear a partir de cúmulos de polvo y gas que terminan aglomerándose por efecto de la gravedad. Las nuevas imágenes tomadas en alta resolución por ALMA muestran un amplio anillo elíptico alrededor de HD 142527. El gas presente en el disco es de dos tipos de monóxido de carbono, 13CO y C180). Se piensa que esta nube de polvo con forma de medialuna pueda estar originada por fuerzas gravitacionales y por eso se cree que pueda ser la clave para formar planetas.

“La temperatura es tan baja que el gas se convierte en hielo y se pega a los granos”, explica Isella. “Se cree que este proceso aumenta la capacidad del polvo de mantenerse aglomerado, lo cual favorecería mucho la formación de planetesimales y, en última instancia, de planetas”. 

El estudio ha sido presentado en la cumbre anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, en su sigla en inglés), en Washington D. C.

Fuente: Agencia DiCYT.

0 comentarios :

Publicar un comentario