martes, 23 de febrero de 2016


Fotografía: ICN2, IDIBAPS, CNM-IMB-CSIC-CIBER-BBN.
Una de las novedades presentadas en el Mobile Word Congress ha llegado de la mano de los grupos de investigación liderados por Jose Antonio Garrido, profesor ICREA del ICN2; Rosa Villa, investigadora CSIC del Centro Nacional de Microelectrónica (CNM-IMB-CSIC) y el CIBER-BBN; y María Victoria Sánchez Vives, profesora ICREA del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS).

Se trata de un conjunto de sensores capaz de detectar la actividad eléctrica del cerebro logrando una resolución muy grande. Para lograr esto han empleado tecnologías de microfabricación. Los detectores consisten en matrices de Grafeno, de tan solo 10x10 micras, montadas en sustratos de polímeros flexibles. De este modo consiguen que se adapte a la morfología de la superficie del cerebro. Cada sensor está configurado como un transistor (dispositivos que pueden utilizarse como amplificadores). De este modo detectan los cambios del campo (por pequeños que sean) de la actividad eléctrica que les rodea.

Este equipo dará paso a futuras interfaces cerebro-máquina. Ya se emplean en estudios del sueño o de la epilepsia en modelos animales. Un sensor de Grafeno implantado en la superficie cerebral permite registrar varias regiones del córtex al mismo tiempo. Es por eso que serán muy útiles para la realización de los futuros implantes humanos o neuroprótesis.

En el Mobile Wolrd Congress hay un pabellón dedicado en su totalidad al Grafeno y todas las posibilidades que ofrece. Está coordinado por Institut de Ciències Fotòniques (ICFO), en colaboración con el Graphene Flagship.

Fuente: AgenciaSINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario