viernes, 26 de febrero de 2016


Un equipo que ha contado con la participación de científicos del CSIC ha diseñado un método para determinar los grupos reproductores y las tendencias poblacionales de los lobos a nivel regional.

Esta metodología determina la cantidad de grupos reproductores y el error de esa estimación, algo imposible hasta ahora. Pero según los investigadores la probabilidad de detectar cachorros es “extremadamente baja”. El nuevo sistema se basa en buscar pistas basándose en marcas territoriales y estaciones de escucha de aullidos. Posteriormente se integran los datos en un modelo jerárquico para determinar el número de grupos reproductores a escala regional, y obtener el error de la estima.

Fotografía: Pixbay.
José Jiménez García, investigador del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (centro mixto del CSIC, la Universidad de Castilla–La Mancha, y la Junta de Comunidades de Castilla–La Mancha) indica: “Es importante su aplicabilidad a nivel regional, y como se puede extender a estudios plurianuales, y utilizando covariables, estudiar cómo diversos factores o actividades humanas afectan no solo a la presencia de la especie, sino también a la reproducción o a su expansión”. De este modo se pretende homogeneizar el seguimiento del lobo entre todas las comunidades autónomas y así obtener estimaciones equiparables para todo el territorio español.

Es por eso que Jiménez García agregó: “La gestión y conservación de grandes carnívoros exige el uso de sistemas de seguimiento de poblaciones estandarizados, objetivos y replicables. Sin embargo, el seguimiento de estas especies sobre grandes escalas espaciales, como es el caso del lobo en España, es una tarea logísticamente compleja que requiere un gran esfuerzo y, normalmente, todas las estimas están rodeadas de gran incertidumbre”.

Sus resultados aparecen en la revista Conservation biology.

Fuente: CSIC.

0 comentarios :

Publicar un comentario