jueves, 4 de febrero de 2016


Complejo de Galería. Fotografía: Miguel Ángel Martín Merino.
Se está intentando conocer mejor la extensión, profundidad y dirección de los yacimientos Gran Dolina y Complejo Galería de Atapuerca. Para ello Lucía Bermejo Albarrán y un equipo del Centro Nacional de Investigacion sobre la Evolución Humana (CENIEH) han realizado un estudio de prospección geofísica. Estas técnicas son necesarias ya que las dos cuevas están colmatadas, dicho de otro modo, rellenas de sedimentos. Sabemos de ellas ya que fueron descubiertas al construirse un paso para el ferrocarril minero a principios del siglo XX.

La técnica en cuestión se llama Tomografía de Resistividad Eléctrica (ERT, por sus siglas en inglés). Lo que se hace es enviar impulsos eléctricos al subsuelo y medir la resistencia que ofrecen los materiales al paso de la corriente a diferentes profundidades. Cuando se tienen atribuidos los valores de resistividad de cada material se obtienen los datos de extensión, profundidad y dirección. Incluso con este sistema se puede recrear en 3D el subsuelo, es decir crear el volumen de las cuevas.
“De esta forma hemos podido saber que el yacimiento de Gran Dolina, cuya estratigrafía conocida tiene una altura de al menos 25 metros, continúa hacia el interior de la Sierra de Atapuerca pero sólo por su parte superior, es decir, pasa a ser una cueva rellena de sedimentos pero de sólo seis metros de altura”, señala Lucía Bermejo.

Se podría confirmar una de las teorías sobre Complejo Galería ya que se ha encontrado su entrada. “Si tenemos en cuenta que el yacimiento de Galería ha sido interpretado como una trampa natural, esta entrada habría sido la usada por homínidos y carnívoros para acceder a los cuerpos de los herbívoros que cayeron por la entrada vertical de Tres Simas”, explica Bermejo. El acceso está a dos metros al oeste del yacimiento de Covacha de los Zarpazos.

Los resultados han sido publicados en la revista Quaternary International y podrían cambiar no solo el modo de ver los yacimientos si no también las estrategias de excavación.

Fuente: Agencia DiCYT.

0 comentarios :

Publicar un comentario