martes, 9 de febrero de 2016


Fotografía: Pixbay.
Capgras (o Ilusión de Sosias) es un síndrome que sufren algunas personas y en el cual el paciente piensa que alguien conocido ha sido suplantado por una especie de espía o impostor exacto al original.

Ahora un grupo de neurólogos estadounidenses han descrito una variante que se viene a denominar “Cat-gras”. Los científicos Ryan Darby y David Caplan estudiaron el caso de un paciente de 71 años. Este padecía alcoholismo, trastorno bipolar y había recibido lesiones jugando a jóquey. La paranoia en este caso llegó a tal extremo que el hombre llegó a dejar notas a su mujer advirtiéndola de que estaban bajo vigilancia y además había llegado a la conclusión de que el FBI había sustituido a su gato por un doble que le espiaba.

En el caso de mascotas como gatos, no se puede hablar de fallo del reconocimiento facial como sucede en ocasiones con el Capgras. Podría tratarse más bien de un fallo entre la percepción y el funcionamiento de la memoria. El paciente no puede “encontrar” un objeto en su experiencia pasada y lo identifica erróneamente.

El trabajo ha sido presentado en la revista Neurocase.


Fuente: Actualidad.RT.

0 comentarios :

Publicar un comentario