jueves, 11 de febrero de 2016


Fotografía: LIGO.
Para la comunidad científica internacional, este hallazgo marca una nueva etapa en la astronomía, así como un terreno nuevo por explorar como es el campo de las ondas gravitacionales, pues estas aportan información sobre los objetos que las generan. La noticia la han dado hace unas horas David Reitze y Kip Thorne, el científico que asesoró al equipo de “Interstellar”.

Su existencia fue teorizada por Einstein hace 100 años y ahora por primera vez en la historia se han detectado ondas gravitacionales. Esta proeza se ha llevado a cabo en el observatorio LIGO (Observatorio por Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales) en EE.UU. y han bautizado a la primera onda con el nombre de GW150914. Este código se debe a las siglas del inglés de “Gravitational Wave” (onda gravitacional) y a la fecha en la que se detectó, el 14 de septiembre de 2015.

Las ondas gravitacionales son ondulaciones concéntricas que encogen y estiran la ‘tela’ del espacio-tiempo mientras viajan a la velocidad de la luz. Se originan por eventos muy violentos, como la fusión de dos agujeros negros para formar uno solo, como se piensa que ha ocurrido con esta onda detectada. Se ha llegado a la conclusión de que, en los momentos finales de esta fusión, el pico de energía liberado fue diez veces mayor a la luminosidad combinada de todas las galaxias del universo observable, solo que en forma de ondas gravitacionales.

El observatorio LIGO tiene dos detectores idénticos separados por cientos de kilómetros. Uno en Livingston (Louisiana) y otro en Hanford (Washington, EE.UU.). Están financiados por la National Science Foundation (NSF) y fueron concebidos, construidos a la vez que operados por los institutos Caltech y MIT. Hay una participación española en este hito, el Grupo de Relatividad y Gravitación (GRG) de la Universidad de las Islas Baleares (UIB).

Para resolver más dudas sobre las ondas gravitacionales existe este artículo de la Agencia SINC y los dos siguientes vídeos.


Fuente: UIB vía Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario