lunes, 8 de febrero de 2016


Fotografía: Pixbay.
Tras un estudio realizado con 40 menores de entre ocho y diez años, un grupo de investigadores ha llegado a la conclusión de que una comida rica en proteínas (como una tortilla) a la hora del desayuno es más nutritiva que los cereales u otras alternativas tradicionales.

En el experimento les ofrecieron tres variedades de desayuno de 350 calorías: tortilla, cereales o papilla de avena. Después, los niños jugaban hasta la hora del almuerzo. Con la tortilla vieron que les permitía consumir menos calorías para el tentempié, permaneciendo saciados durante más tiempo. Compararon la diferencia entre algunos niños que prefirieron las otras opciones y los que se alimentaron al principio del día con tortilla consumían 70 calorías menos en su siguiente comida.

Los menores de ocho a diez años con actividad física moderada necesitan de 1.600 a 1.800 calorías, así que 70 calorías es el 4% de la norma diaria. Los médicos recuerdan que el exceso permanente respecto a la norma de calorías, por insignificante que sea, puede llevar a la obesidad en los niños.  

El estudio de Tanja Kral, profesora de la Escuela de Nutrición de Pensilvania (EE.UU.), y sus compañeros puede ser importante para los niños propensos a la obesidad.

Fuente: Actualidad.RT.

0 comentarios :

Publicar un comentario