viernes, 18 de diciembre de 2015


Carlos de Miguel Chaves.
    Al norte de Castellón, en el yacimiento de Morella, científicos de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han descubierto una nueva especie de dinosaurio al que han denominado Morelladon beltrani.

    Este nuevo ejemplar es un ornitópodo, los cuales estaban dotados de tres dedos muy similares a las aves actuales, y su tamaño medio sería de unos 6 metros de largo y de 2,5 metros de altura. Una de las características más sobresaliente es la presencia de altas espinas neurales en las vértebras dorsales. Los autores del estudio sugieren que estos huesos formarían una 'vela' que utilizaban para la termorregulación o como lugar de almacenamiento de la grasa para los períodos de baja provisión de alimentos. Aunque otra de las teorías también dice que puede que esta 'vela' fuera más bien de índole sexual.

    Gracias al hallazgo de un esqueleto parcial, compuesto básicamente de dorsal , vértebras sacras y los huesos pélvicos, han podido hacerse a la idea del aspecto de este nuevo dinosaurio. El cual ha sido localizado en la misma zona de sus parientes Iguanodon bernissartensis y Mantellisaurus atherfieldensis. Además  de estar ubicado en  el mismo período de tiempo, el Cretácico Inferior, época en la que los dinosaurios aviares se diversificaron rápidamente.

    Hay que añadir que el yacimiento en el que se encontró, no es sino una mina de arcillas. Esta es utilizada para la fabricación de azulejos, pavimentos y cerámicas y gracias a que dejan que haya siempre un científico allí, se están haciendo muchos descubrimientos en ella. Por eso, el Morelladon beltrani  lleva ese pequeño 'apellido' y pues se lo pusieron en honor a Víctor Beltrán, el antiguo gerente de la empresa propietaria por todo el apoyo dado a lo largo de los años en los que se lleva realizando el control paleontológico en la misma.

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario