martes, 22 de diciembre de 2015


Falcon-9, un cohete no tripulado de la compañía SpaceX ha conseguido algo que supondrá todo un avance y un ahorro en materia aeroespacial. Tras iniciar su vuelo y desplegar hasta once satélites en el espacio, ha retornado a la tierra aterrizando verticalmente sin ningún inconveniente.
Momento del aterrizaje del Falcon-9. Fotografía: SpaceX.
Con esta proeza a partir de ahora se considera que se podrán reutilizar los lanzadores y reducir costes privados en materia espacial. "Bienvenido de vuelta, baby!," tuiteó el presidente de la compañía, Elon Musk, tras el éxito de esta misión, denominada ORBCOMM-2.

Un vuelo que únicamente ha durado 10 minutos. En ese tiempo, el cohete de 68 metros de altura, alcanzó los 200km de altitud, desplegó los satélites y aterrizó en una plataforma situada a unos 10Km al sur de donde inició su viaje. Pero esta hazaña no se ha conseguido a la primera. En enero y junio se malograron varios intentos semejantes con un aterrizaje fallido y una explosión durante el despegue.

Otras tareas de la compañía SpaceX son proveer a la ISS (la estación espacial internacional) y para ello tiene firmado un contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA.

En este vídeo procedente del canal de la propia SpaceX podéis ver el aterrizaje.



Y en este otro vídeo podéis presenciar la misión al completo, con todo el despliegue de los satélites.



Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario