jueves, 19 de noviembre de 2015


Hoy en día se realizan test de alcoholemia y de drogas a los conductores para garantizar la seguridad de nuestras carreteras. En dichos test se puede identificar la presencia de sustancias como el alcohol o la cocaína, en este último caso si el infractor la han ingerido en las últimas 36 horas. Pero lo que no determinan estos test es si está o no el sujeto bajo los efectos de esta droga.
Fotografía: Pixbay.

"Nuestro nanosensor permite detectar si ese consumo se ha efectuado en las últimas seis horas, lo que indicaría que se encuentra bajo sus efectos", explica Juan Ramón Castillo, investigador principal del Grupo de Espectroscopia Analítica y Sensores y director del Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón (IUCA).

Este grupo ha desarrollado unos inmunosensores basados en partículas magnéticas para una determinación rápida, empleando técnicas de detección electroquímicas y de interacción luz-materia.

Los habituales test de drogas de abuso analizan habitualmente la benzoilecgonina (BZE), el principal metabolito de la cocaína, un compuesto que puede detectarse en sangre y orina hasta 36 horas después de su consumo. Sin embargo, un resultado positivo en detección de beonzoilecgonina indica que el individuo sí ha consumido cocaína, pero no si se encuentra bajo sus efectos.
El estudio se ha publicado en la revista Electroanalysis y es el resultado de cuatro años de trabajo.

Fuente: Agencia SINC.


0 comentarios :

Publicar un comentario