martes, 17 de noviembre de 2015


Se ha logrado captar imágenes directas de las ondas magnéticas mediante experimentos en los que se generan secuencias de ondas de espines, los 'giros' de los electrones. El avance puede ayudar a manipular mejor la información en nanodispositivos magnéticos. Estas investigaciones han sido desarrolladas por científicos de la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad de Nueva York y la Universidad de Stanford (EE.UU.).

En materiales magnéticos, los espines se unen para formar excitaciones colectivas denominadas 'ondas de espín'. Ahora, una serie de experimentos de microscopia magnética de rayos X ha permitido crear una 'película' de ondas de espín en la que se han podido observar cómo aparecen nuevas ondas magnéticas localizadas.

"Estos resultados contribuyen a comprender mejor la dinámica de las ondas de espín en la nanoescala y ofrecen una mayor libertad a la hora de manipular información en nanodispositivos magnéticos", explica Ferran Macià, investigador de la UB y la Universidad de Nueva York.
Ferran Marcià y el esquema del experimento. Fotografía: UB/S. Bonetti et. al/ Nature Communications.
El diseño de estos experimentos también ha permitido observar ondas magnéticas solitarias denominadas 'solitones', descritas en los años 70. Estas ondas, que se propagan sin deformarse, se forman como consecuencia de un delicado equilibrio de fuerzas magnéticas, como las ondas acuáticas que dan lugar a un tsunami.

Los solitones magnéticos podrían aprovecharse para transmitir datos en circuitos magnéticos de forma energéticamente más eficiente que en los actuales, que necesitan el movimiento de la carga eléctrica.  

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario