miércoles, 28 de octubre de 2015


En la naturaleza está más presente que el litio y es más barato. Según un reciente estudio que ha realizado el CSIC en el centro de Ciencias de Materiales de Barcelona (ICMAB) y en colaboración con la filial europea de Toyota este elemento puede actuar como electrodo negativo en baterías recarbales y abrir las puertas a futuras aplicaciones tecnológicas.

La doctora Rosa María Palacín, del ICMAB, explica que “Hasta ahora se creía que los electrodos de calcio metálico no eran viables.  Nuestras observaciones indican que sí lo son y que son compatibles con los electrolitos utilizados comúnmente en la tecnología de ion litio”. Sus aplicaciones van desde el almacenamiento hasta su uso en automóviles eléctricos.

La doctora señala que “Estos resultados son la base de dos patentes europeas que ya hemos depositado. A partir de ahora dirigiremos nuestros esfuerzos al desarrollo de materiales de electrodo positivo que operen a potencial elevado para dar lugar a baterías de alta densidad de energía”. El estudio prueba que la oxidación/reducción de calcio tiene lugar de manera reversible en electrolitos convencionales que pueden operar a valores de potencial elevados.

Fuente: CSIC.

0 comentarios :

Publicar un comentario