jueves, 29 de octubre de 2015


En la noche del 28 al 29 de octubre un fragmento del cometa Encke impactó contra la atmósfera alumbrando nuestras costas mediterráneas produciendo un brillo más intenso que el de la Luna llena. Esto ocurrió a unos 100km sobre el mar, donde finalmente se hundió en forma de meteorito, aunque parte de su material cayó sobre la Comunidad de Madrid y también hay vídeos que han captado su bajada.
Fotograma de la caída del fragmento. Fotografía: Meteoroides.net.
Desde los observatorios del Calar Alto y Sevilla se ha observado el fenómeno. También desde el Complejo Astronómico de La Hita. Según el análisis llevado a cabo por José María Madiedo (de la Universidad de Huelva) la bola de fuego se extinguió a unos 25km de altura sobre el mar Mediterráneo. Pero concluye que unos 100gr de material cayeron al mar en forma de meteorito. 

Esto es algo que ocurre con poca frecuencia ya que los cometas suelen destruirse antes de llegar a nuestros suelos. En esta ocasión la causa puede ser debida a que el cometa Encke pueda estar constituido por materiales más resistentes de lo habitual, como se ha revelado en investigaciones recientes.

En este vídeo se puede apreciar perfectamente la bola de fuego y además se ilustra la trayectoria y el lugar donde ha caído.


Horas después, sobre la vertical de Alcalá de Henares, fragmentos del mismo cometa impactaron sobre la atmósfera. A unos 110Km de altura y dirección noroeste produjeron un efecto como el que se ve en el siguiente vídeo. En este caso si se destruyó por completo, en concreto sobre la localidad de Hoyo de Manzanares, a una altura de 57km.


Es probable que volvamos a ver más fragmentos como estos, los astrónomos ya lo han predicho. Anteriormente ya habían advertido que los pedazos de cometa que podrían llegar hasta nosotros podrían ser más grandes de lo habitual.

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario