jueves, 8 de octubre de 2015


 De izq a der: El astronauta Drew Feustel, el actor Matt Damon, el director Ridley Scott, el autor Andy Weir y el Director de la División de Ciencias Planetarias de la Nasa Jim Green. Fotografía: Flickr / NASA HQ FOTO / Bill Ingalls.
Gracias a que soy miembro colaborador de Fusion Freak y realizo críticas para este medio he tenido oportunidad de ver la nueva película de Ridley Scott antes de su estreno oficial, por lo tanto en su web tenéis la crítica de Marte. Pero reseña a parte, no podía dejar pasar la ocasión de hacer un breve artículo sobre las curiosidades y datos que aparecen en el film. Con el simple y único objetivo de mostrar lo que hay de real y lo que hay de ficticio en "Marte", largometraje que en mi opinión todos deberíais ver.

Es inevitable tratar todo estos temas sin destripar un poco la película, aunque sea mínimamente, a si es que se puede decir que a partir de aquí... ¡Spoiler alert!

Podemos comenzar por algo que se ve en el tráiler. El astronauta atrapado en Marte en determinado momento agrieta la escafandra y la arregla con cinta americana. Ciertamente esa cinta pega muy bien ¿pero tanto como para solucionar fugas de aire? Pues si, en determinadas superficies la cinta americana puede solucionar ese tipo de problemas, lo que no puede hacer es sellar de la manera que lo hace en la película, con ese sonido de succión. Más dudoso es su resistencia a tormentas de arena. Matt Damon la utiliza también contra esta inclemencia marciana pero no puedo decir ni en qué situación ni por qué motivo sin adentrarme demasiado en la trama.

Y de ahí pasamos al motivo por el cual se queda solo en el planeta. Una potente tormenta que les sorprende y tienen que abandonar la misión. En Marte, dada sus condiciones climáticas no existen tormentas tan fuertes. La densidad de la atmósfera de Marte es 100 veces menor que la nuestra. Lo que sí que pueden llegar a producir las tormentas marcianas son cargas electrostáticas, estas cargas pueden dañar determinados equipos de fabricación humana.

Un equipo que podría verse afectado podría ser el vehículo de exploración que aparece en la película. El rover es muy similar al que NASA desarrolla y utilizará en la vida real. Este transporte aún no se ha terminado y existen diferentes versiones. Está claro que esta es una de las mayores influencias de los asesores de la NASA en la película.

Fotografía: NASA vía SINC.
La agencia espacial tiene claro que quieren probar si se pueden sembrar alimentos en Marte o no. Ya lo anunció en 2014. Para la próxima misión de 2020 tienen pensado enviar a bordo del rover un experimento de crecimiento de plantas con el nombre proyecto Mars Plant Experiment (MPX). Por el contario hay muchos científicos que aseguran que por muchos nutrientes que se aporten al suelo del planeta rojo, este tiene demasiados metales pesados como para que algo germine algo en él. Sin embargo, según "The Martian" el abono de astronauta hace maravillas.

¿Reiniciar la Pathfinder? Claro que se podría. Fue la primera misión de exploración de Marte con vehículos robóticos, allá por el 96. Seguramente habría que reparar algún componente dañado por las bajas temperaturas (pueden llegar a -87⁰C) y sustituir las baterías pero lo más probable es que siguiese funcionando.

El Hab, como llaman al campamento que construyen el planeta extraterrestre, es muy similar al HERA, algo real. Estas son las siglas de Human Exploration Research Analog. Es un complejo experimental de la NASA para astronautas donde incluye módulos de investigación, viviendas, aseos... se intuye que incorporará el sistema de reciclaje de agua de las naves y estaciones espaciales. Estos sistemas aprovechan la orina, el sudor o cualquier otro desperdicio para reciclarlo como agua.

El generador de oxigeno de la película es ficticio. En la película utilizan una máquina llamada "oxigenador" que obtiene oxígeno a partir del abundante dióxido de carbono de Marte. En la realidad lo que se utiliza es la electrólisis. Se "fabrica" el oxígeno. Cada molécula de agua contiene dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Se hace pasar corriente a través del agua (H2O). Esto causa que éstos átomos se separen y se recombinen como gases de hidrógeno (H2) y oxígeno (O2).

En la película hablan del tiempo extra que van a pasar realizando la misión o por supuesto del tiempo extra que pasa el personaje de Damon en Marte. Pero hablan de ello porque es tiempo que van a estar sin ver a su familia o que van a alargar sus provisiones. No hablan de la radiación que van a recibir de las partículas solares, de los rayos cósmicos o del propio planeta rojo. Habrá que asumir que las naves y trajes futuristas de la película les protegen de estas emisiones perniciosas.

La Estación Espacial Internacional y sus paneles solares.
Fotografía: ESA/NASA vía Agencia SINC.
Y si muchos se preguntan cómo genera la electricidad durante tanto tiempo allí abandonado el marciano, otros responderán "pues con paneles solares". Efectivamente. Los paneles solares de la película son los mismos que NASA empleará la nave del Proyecto Orion. Este proyecto es el que planea poner humanos en Marte y sus paneles solares pueden alimentar a decenas de hogares. Son los que también se utilizan en la Estación Espacial Internacional.

Un gran momento de la película es el momento Iron Man. Se por mi experiencia con sistemas de vacío que cabría la posibilidad de que en cuanto hubiese tenido la grieta en el guante la propia succión del vacío habría juntado la mano con la tela o las dos mitades del guante habrían colapsando. Es decir que no habría salido chorro de aire, como si se hiciese un tapón, pero eso es solo una posibilidad, una hipótesis.

Genial idea del señor Purnell expuesta en la "reunión de Elrond". Esa es una estrategia que utiliza siempre la NASA para que sus naves y sus sondas se muevan por el espacio. Aprovechar la gravedad de otros planetas para acelerar y ahorrar combustible es algo que aprendimos hace décadas.

Para colmo de algunos hay ciertas cabriolas espaciales que serían para darles una medalla, pero no al valor, sino olímpica...

Aciertos y desaciertos. Ficción y realidad. Cuanto mejor sepa uno distinguir lo uno de lo otro en la gran pantalla mayor es el disfrute e la película.

0 comentarios :

Publicar un comentario