viernes, 16 de octubre de 2015


Fotografía: Andrew Brookes. National Physical Laboratory / SPL.
Desde hace 126 años el "Le Grand K" ha definido al kilogramo sirviendo como prototipo en todo el mundo. Este cilindro de platino e iridio que se guarda en la Oficina Internacional de Pesas y Medidas, en las cercanías de París, va a ser reemplazado por una definición basada en constantes matemáticas.

El avance llega a tiempo para que el kilogramo se incluya en una redefinición más amplia de unidades (con el amperio, el mol y el kelvin) prevista para 2018. "Es un momento emocionante", ha señalado David Newell, físico del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (Gaithersburg, EE UU). 

De todas la unidades del Sistema Internacional, tan solo el kilogramo permanecía basado en un soporte físico. No se ganará más precisión pero si más estabilidad pues un objeto físico pierde o gana átomos con el tiempo e incluso puede llegar a ser destruido, mientras que una constante matemática no cambia.

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario