lunes, 26 de octubre de 2015


Radiotelescopio IRAM-30M. Fotografía: Nicolas Biver / Fabrice Noel.
El telescopio del Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM) en Sierra Nevada (Granada) ha identificado alcohol y azúcar en un cometa. El azúcar se ha detectado no como el azúcar verdadero si no como una de las moléculas más simples relacionadas con él, el glicolaldehído. En total, se observaron 21 líneas de moléculas distintas en su espectro radiométrico.

El cometa en cuestión es el Lovejoy. En enero de 2015 un equipo de astrónomos, capitaneados por el Observarorio de París, lo estudió. Por entonces se daban las condiciones propicias ya que su atmósfera se podía observar con mejor detalle, era cuando poseía más brillo y mayor actividad.

Las conclusiones del estudio revelan que el alcohol etílico y el glicolaldehído podrían formar parte del material rocoso con el que se forman planetas como la Tierra. La presencia de estos compuestos en los cometas apunta a que son productos sintetizados en los alrededores de la nebulosa protosolar o en las primeras etapas de la formación de nuestro sistema solar.

Los resultados están publicados en la revista de acceso abierto Science Advances.

Fuente: Agencia SINC.

0 comentarios :

Publicar un comentario