sábado, 26 de septiembre de 2015



Rodeados de las actividades de Noche Europea de los Investigadores en Madrid pudimos degustar ayer de los monólogos inteligentes, y nunca mejor dicho, de estas brillantes mentes.

Como científicos de pies a la cabeza que son, tratan de mostrar la cara simpática de los investigadores. Por que los investigadores no son los monstruos serios ni los bichos raros que salen en la tele, no todos... The Big Van Theory es un grupo que realiza giras por toda España y se les puede contratar. En esta ocasión los monologuistas que acudieron al auditorio del céntrico edificio de la capital fueron:

Miguel Abril, ingeniero electrónico en el Instituto de Astrofísica de Andalucía. Nos hizo un brillante monólogo, para algunos de los ingenieros de la sala nos pudo parecer el más gracioso y tal vez fue por compartir el mismo método que él para medir cables, sobre el observatorio en el que trabaja, la velocidad de la luz, la distancia que nos separa de los exoplanetas... leed bien esta última palabra para que no penséis cosas verdes. Si os habéis echo un favor le habréis visto en el programa Órbita Laika.

Helena González, doctóra en genética y bióloga del cáncer estuvo acompañada del Rape Rapero además de hacer de maestro de ceremonias. Juntos explicaron los problemas y virtudes de los animales marinos que tienen bioluminiscencia en el fondo marino. Con canción incluída fueron sin duda los que más se acercaron a los niños de la sala.

Ricardo Moure es biólogo por la Universidad Salamanca  y trabaja en el departamento de bioquímica de la Universidad de Barcelona. Quedó la duda de si era el más friki de los tres monologuistas que actuaron, desde luego fue el que sacó una espada láser. Nos demostró como con la luz se puede investigar la grasa puesto que estudia un tipo de grasa, la parda, visible con luz infrarroja. Por cierto, puede que os suene de haberle visto en Buenafuente.

PD: disculpad la calidad de las fotografías pero la organización no nos dejó hacer fotografías con la cámara reflex por si molestaba el ruido, tan solo nos permitieron con el móvil.

0 comentarios :

Publicar un comentario