miércoles, 23 de septiembre de 2015


El camino de Steve Jobs se vendió como churros solo por llevar el nombre del padre de Apple Computer en la portada. Más adelante continuó vendiéndose mucho por su contenido y hoy en día se sigue en las estanterías de las tiendas por qué sirve de inspiración para aquellos que quieren adoptar el modelo de trabajo del exitoso magnate y empresario de Estados Unidos. Jay Elliot fue mano derecha de Steve Jobs y vicepresidente de Apple. Escribió esta biografía sobre Jobs centrándose en el ámbito empresarial, es por eso que le llovieron muchos reproches a la obra ya que uno de los aspectos más criticados de la vida de Steve Jobs fue su personalidad y por desgracia el interés de la mayoría de los lectores está basado en el sensacionalismo.

Ya hay películas como la de Ashton Kutcher sobre su figura y está apunto de salir otra de Fassbender, pero este libro ofrece detalles mucho más concretos sobre sus proyectos tecnológicos o empresariales como el Apple Lisa, la relación Disney - Pixar, NeXT... La obra explica como la pasión por un producto y como una visión de empresa pueden llevar a alguien al éxito. Una radiografía de lo que Jobs odiaba de los productos de su época, de lo que deseaba y aborrecía de las empresas en las que entraba o de los productos que se pasaban por su cabeza.

No quiero ni me gustaría decir que tras leer el libro me habría gustado ser como Jobs. Ni tampoco puedo decir que me habría gustado sentirme identificado con su figura. Pues lo que demuestra y destapa el libro es el mundo de tiburones en el que hay que sumergirse para salir adelante cuando uno tiene un proyecto en marcha, la lucha que hay que librar para abrirse paso entre tanto ladrón que te quiere quitar tus logros... y es ahí donde uno necesita ser líder, no de un equipo de gente, si no de sus propias ideas.

0 comentarios :

Publicar un comentario