lunes, 28 de septiembre de 2015


En estos últimos años hemos sido testigos de la creación de multitud de laboratorios de innovación social. Tenemos desde la famosa comunidad Impact Hub con más de 70 centros repartidos por todo el mundo hasta proyectos que cuentan con apoyo público como es el caso de Media Lab Prado o Matadero Madrid. Incluso han aparecido espacios promovidos por centros educativos de renombre como Deusto Innovación Social, Sinnergiak o, a nivel internacional, el Center for Social Innovation de Stanford Graduate School of Business o el Social Innovation Lab de la universidad John Hopkins, por citar sólo algunos.

Este tipo de espacios, con ciertas similitudes y diferencias entre ellos, están proliferando de forma significativa para satisfacción de aquellos que pensamos que merece la pena emplear recursos económicos y tiempo en crear un mundo mejor. En este artículo, sin embargo, quiero centrarme en el MIT CoLab por la importancia histórica y actual del centro educativo y de investigación que lo desarrolla: el MIT. El Instituto Tecnológico de Massachusetts cuenta con 81 Premios Nobel y se estima que los ingresos sumados de todas las compañías creadas por exalumnos del centro supondrían la undécima economía del mundo. Su aportación para construir y desarrollar el Internet que conocemos hoy en día fue decisiva con la creación del World Wide Web Consortium (W3C). Uno de sus alumnos inventó el email y otros miembros las minicomputadoras. Estamos hablando, por tanto, de uno de los centros que más impacto ha tenido en nuestras vidas gracias a su vertiginosa actividad investigadora y emprendedora.

mit_colab

Pero volvamos al CoLab, que es la abreviatura de Community Innovators Lab. Este centro tiene como objetivo la colaboración entre el MIT y las organizaciones sociales o comunitarias para la mejora de las comunidades en las siguientes áreas: democracia (política), salud (social) y sostenibilidad (medioambiental y económica). Esto es, su objetivo es el desarrollo de las diferentes comunidades existentes en el mundo para que éstas afronten los retos que se les presentan de forma participativa e innovadora.

Para poder realizar esta labor el MIT CoLab cuenta con una serie de métodos y procedimientos:
  • Proporciona un espacio para la colaboración entre los estudiantes, la facultad y los representantes de la comunidad.
  • Genera nuevo conocimiento sobre sostenibilidad urbana y teorías de cocreación para lograr el compromiso, desarrollo y cambio social de la comunidad.
  • Prepara estrategias y planes que promuevan la innovación entre diferentes sectores y la resolución de fallos sistémicos.
Para lograr todo ello este centro pone especial interés en involucrar a aquellos colectivos más desfavorecidos y/o excluidos, ya que suelen ser los que aportan la experiencia e ideas más valiosas para mejorar la planificación urbana de una comunidad.

Otras de las peculiaridades de sus métodos es que los miembros del MIT intentan sumergirse en estas comunidades y entender a todas las partes implicadas de la forma más completa, profunda y empática posible, de modo que puedan hacerse una idea clara del problema y de todos los puntos de vista existentes sobre el mismo. Una vez se ha realizado el diagnóstico, el equipo del CoLab elabora un plan de aprendizaje y acción en base a las recomendaciones de expertos del MIT en diferentes materias. Por último, a medida que los proyectos van avanzando, ese conocimiento se utiliza para mejorar los propios procedimientos del CoLab, desarrollar nuevas teorías y compartir el nuevo conocimiento adquirido.

Y como se suele decir... para muestra un botón. Y es que en la web del MIT CoLab podemos ver los proyectos realizados o en realización. Especialmente interesante parece el proyecto Transforming Capitalism en el que economistas, líderes empresariales y activistas sociales están tratando de explorar las raíces de la crisis financiera y tratando de transformar el sistema económico actual en uno basado en la sostenibilidad ambiental, la inclusión y la regeneración. Otro proyecto ilusionante es el Inclusive Regional Development, en el que se intenta hacer frente a la desigualdad existente en muchas regiones del continente americano.

mercado_navegante

Este artículo lo que trata es de tejer un hilo de esperanza ya que el hecho de que una institución que ha sido tan sumamente importante para la sociedad y su desarrollo tecnológico en la historia reciente esté implicada en el desarrollo y aplicación de la innovación social en las diferentes comunidades a nivel global se trata sin duda de una noticia esperanzadora.

Fuentes:
Imágenes:

0 comentarios :

Publicar un comentario