miércoles, 9 de septiembre de 2015


Dispositivo complementario iSPEX. Fotografía: ICFO.
Hacer ejercicio al aire libre se ha convertido en una actividad cotidiana. A pesar de las zonas establecidas para correr en Barcelona, se desconoce su calidad del aire.  Expertos del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), en colaboración con el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) lanzan una iniciativa llamada BCN Respira, incluida dentro de la Oficina de Ciencia Ciudadana del BCNLab, para promover y fomentar el conocimiento sobre las propiedades de los aerosoles y sus efectos en el medio ambiente.

Entre los días 15 de septiembre y 15 de octubre, utilizando un iPhone los ciudadanos podrán ser partícipes de este experimento basado en la tecnología iSPEX. Las condiciones son tener un iPhone 4 o 5, un dispositivo complementario al teléfono y una aplicación gratuita para smartphone. Podrán acudir a los cuatro puntos de observación elegidos de forma estratégica por la ciudad (Barceloneta, Collserola, Diagonal y Montjuïc), ya que son de uso frecuente para practicar deportes, en especial para correr.

El dispositivo complementario se solicita a los científicos voluntarios que están en los cuatro puntos. Después de descargar la aplicación gratuita, adosar el add-on a su iPhone 4 o 5, solo es necesario apuntar al cielo y medir.

"Para que el experimento sea un éxito, cada punto de observación necesitará contar con un mínimo de 50 iphones diferentes que puedan realizar la medición en un período de tiempo determinado. De esta manera, se podrán obtener datos estadísticos fiables para reconstruir el mapa de aerosoles de Barcelona", aseguran los organizadores.

Esta iniciativa forma parte del proyecto LIGHT2015, que coordina la puesta en marcha del experimento, de forma paralela, en diez ciudades importantes de Europa: París, Londres, Manchester, Milán, Roma, Berlín, Copenhague, Belgrado, Atenas y Barcelona. 

Fuente: Agencia SINC

0 comentarios :

Publicar un comentario