lunes, 31 de agosto de 2015


Fotografía: CSIC
Se ha publicado un trabajo del CSIC en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society que propone un modelo que deja al descubierto pautas comunes en la formación del espectro de los diferentes tipos de púlsares. Un púlsar es una estrella de neutrones que emite radiación periódica. Este modelo aporta información sobre la posible distribución de las partículas y las zonas de aceleración en el entorno más inmediato de estas estrellas de neutrones que resultan de las explosiones de las supernovas.

“Alrededor de las estrellas de neutrones existe un campo magnético y en partes de este entorno se aceleran partículas que emiten radiación de alta energía, como los rayos gamma. Mediante los datos recogidos por el satélite Fermi de la NASA, hemos creado un modelo teórico que permite reproducir el espectro observador de todos los púlsares, aunque sean de diferente tipo”, explica el investigador del CSIC Diego Torres, del Instituto de Ciencias del Espacio.

La clave del modelo se encuentra en la radiación de sincro-curvatura, que combina la radiación de sincrotrón y de curvatura, y se produce como resultado de la configuración magnética que se forma alrededor de la estrella de neutrones (la magnetosfera). “Aplicamos el modelo a más de 80 púlsares y vimos que es posible observar vínculos antes desconocidos en los parámetros de la región donde se aceleran las partículas”, añade Torres.


Fuente: CSIC

0 comentarios :

Publicar un comentario