viernes, 10 de julio de 2015


La alergia al polen es la forma más común de enfermedad respiratoria alérgica en Europa. Un estudio internacional, que se publica en la "Science of the Total Enviroment, y que lidera el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que la variación de la cantidad de polen en el aire también es fruto de un proceso de autorregulación de las poblaciones de plantas. Los otros factores ya conocidos eran la variación de lluvias o temperaturas. Sabiendo esto sobre el polen se podrá prever con mayor precisión sus variaciones anuales.

Los datos han sido recopilados durante 30 años en la ciudad de Córdoba, ya que en el sur de España cerca de un 60% de la población es sensible al polen de gramíneas. Estos datos han permitido desarrollar un modelo matemático que explica y predice los niveles de polen. “Hemos extrapolado los resultados al resto de Andalucía y, de acuerdo con nuestras predicciones, en el 2070 habrá un incremento de polen por gramíneas de hasta el 44% en algunas zonas de la comunidad autónoma”, explica José Luis González Andújar, investigador del CSIC en el Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba y en el Laboratorio Internacional en Cambio Global.

Foto: Francisco J. Tejeda White
Para recabar los datos se ha utilizado un captador aerobiológico. Mediante modelos de dinámica de poblaciones, “una novedad en esta área” según señala González, se han analizado separadamente el efecto de factores externos, como los climáticos, y la dinámica de autorregulación de las plantas. “De este modo se pueden predecir los niveles de concentración de polen en la atmósfera, lo que puede ser muy útil para los servicios de Salud Pública".

Para las próximas décadas los expertos predicen importantes aumentos de polen. “Esto se traducirá en un incremento de la presencia de alérgenos en el ambiente y, como consecuencia, se prevé un incremento de las enfermedades respiratorias". En el trabajo también han participado investigadores de la Universidad de Córdoba y de la Pontificia Universidad Católica de Chile.


Fuente: CSIC

0 comentarios :

Publicar un comentario