lunes, 27 de julio de 2015


Desde el año 93 la academia internacional Collegium Ramazzini está pidiendo que se realice una prohibición global de los trabajos con el amianto. El también conocido como asbesto es una causa de cáncer de pulmón o del mesotelioma. Este material se emplea en tejas, embragues de coches, pinturas...

"El Collegium reafirma su posición de prohibir toda extracción y uso del amianto, incluyendo el crisotilo, como medida de salud pública responsable. Esta declaración actualiza las anteriores de la academia con un enfoque en las dimensiones de salud mundial del amianto y las enfermedades relacionadas con el amianto”, explica Manolis Kogevinas, vicedirector de Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL), centro de la alianza ISGlobal, e investigador que forma parte de esta agrupación internacional.

Según la declaración, la exposición ocupacional al amianto causa unas 107.000 muertes al año en todo el mundo, que son el resultado del cáncer de pulmón relacionado con el amianto. La incidencia de este cáncer varía en diversas áreas del mundo, dependiendo de la cantidad de amianto utilizado en esa área. Sin embargo, la mayoría de estas personas expuestas anteriormente permanecen en la población general sin ninguna vigilancia en curso de su salud.

Fibras de asbesto afectando tejido pulmonar.
Foto: Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.
El amianto resulta peligroso, sobre todo cuando se rompe, ya que al hacerlo libera sus fibras. Estas hebras se liberan al aire o al agua y llegan a incrustarse en órganos como los pulmones, ya que permanecen mucho tiempo sin que las inclemencias del tiempo u otros fenómenos las disuelvan.

En la actualidad, en España, la tasa de incidencia se sitúa en torno a los 0,35 casos por cada 100.000 habitantes/año y es responsable del fallecimiento de cinco personas por cada millón de habitantes. Es por eso que desde 2001 está prohibido en nuestro país pero aún está presente en muchas viviendas.


"La máxima prioridad para reducir las exposiciones ocupacionales es la prevención primaria, es decir, que se prohíba el uso de amianto en los países donde es legal y se prevenga la exposición de fuentes in situ en todos los países de uso histórico del amianto", advierte Ken Takahashi, miembro del Collegium Ramazzini, profesor de Epidemiología Ambiental y director del Centro Colaborador de la OMS en la Salud Ocupacional de la Universidad de Salud Ocupacional y Ambiental (UOEH) en Kitakyushu (Japón).

Fuente: Agencia SINC

0 comentarios :

Publicar un comentario