martes, 14 de julio de 2015



Mosca tomando néctar. José Antonio Peñas. 
El Soplao, allí encontramos una de los yacimientos de ámbar más grandes del mundo e importantes, pues gracias a este yacimiento estamos conociendo nuevas especies de insectos del Cretácico y parte de su comportamiento, la noticia que os traigo hoy es sobre uno de estos insectos, las mosca zhangsólvidas.
Los investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Complutense descubrieron recientemente unas moscas muy raras de una familia que se extinguió antes de que lo hicieran los dinosaurios. Junto con otros investigadores españoles y de Estados Unidos han demostrado que estas moscas se alimentaban con una larga trompa muy especializada y que polinizaban gimnospermas, según publica la revista Current Biology.
Cuando uno piensa en la polinización le vienen a la mente una abeja cubierta de polen, pero en ese periodo geológico no existían las abejas ni las mariposas.
Las moscas zhangsólvidas, de dos especies distintas están perfectamente conservadas en el ámbar cántabro y una de ellas presenta una mancha de cientos de granos de polen de una posible bennettial, un tipo de planta gimnosperma que apareció en el Triásico. Las plantas atraen a los insectos con ciertos "regalos", el energético y dulce néctar, para que se produzca el transporte de su polen entre las estructuras florales y ocurra la polinización. La investigación muestra que la estructura interna de la larga trompa de estas moscas se ha conservado a un nivel microscópico, según ha mostrado la tomografía computarizada y el microscopio electrónico de transmisión. Los investigadores han podido demostrar que estar moscas tomaban el néctar acercándose a ellas en vuelo batido, de forma similar a los colibríes.

Estos fósiles son de hace 105 millones de años y nos traen insectos perdidos en muy buen estado de fosilización.

Fuente: DICYT. 

0 comentarios :

Publicar un comentario