jueves, 23 de julio de 2015


     Nos hacemos eco de esta noticia de hace dos días, y es que por fin se han localizado los restos de Filipo II, padre del gran Alejandro Magno.

Pierna de Filipo II. / Ilustración A. Asensio / Foto J. Trueba
     En los años 1977 y 1978 se excavaron en el Gran Túmulo de la ciudad griega de Vergina tres tumbas monumentales las cuales habían sido construidas para el último descanso de miembros de la realeza macedonia. Siempre se pensó que la Tumba 2, conocida como la Tumba de Filipo pertenecía a Filipo II padre de Alejandro Magno, sin embargo, según hemos podido saber gracias al artículo de la revista PNAS, los restos de este rey descansaban en la Tumba 1.

      El equipo formado por Antonis Bartsiokas, Juan Luis Arsuaga, Milagros Algaba, Elena Santos (los tres del Centro Mixto de Evolución y Comportamiento Humanos de la Universidad Complutense de Madrid y el Instituto de la Salud Carlos III) y Asier Gómez-Olivencia (Ikerbasque, Fundación Vasca para la Ciencia) analizaron los restos humanos de la Tumba 1, que pertenecen a tres individuos que fueron inhumados.

     Antes de nada decir, que Filipo II fue un gran rey, al igual que su hijo, por méritos propios, y fue capaz de transformar Macedonia en la potencia hegemónica del mundo griego. Cuando murió preparaba un ataque a gran escala al Imperio Persa, que poco después llevó a cabo su hijo Alejandro Magno.

     Uno de los esqueletos pertenece a un hombre de unos 45 años de edad, de unos 1,80 m. de altura, y lo que es más significativo, nos muestra una fusión ósea completa de la articulación de la rodilla izquierda (fémur y tibia), en una ángulo de 79º, así como un orificio provocado en uno de los cóndilos occipitales que sugieren tortícolis, un posible efecto compensatorio debido a la marcha irregular del sujeto.

    También han encontrado los restos de una mujer, de unos 18 años de edad y un bebé recién nacido.
     Se sabe que Filipo II recibió un lanzazo en una pierna durante una batalla tres años antes de su muerte y quedó cojo. Las edades estimadas para los tres esqueletos coinciden con las edades de muerte de los tres personajes. Filipo II fue asesinado en el teatro de Aigai en el 336 a.C. cerca de la actual Vergina. Su trono fue inmediatamente heredado por el joven Alejandro. Poco después también fueron asesinados su esposa Cleopatra y el hijo de ambos.

     Decir queda, que los restos que siempre se han pensado que eran de Filipo II y su familia en la Tumba 2, se piensa que puedan ser de su hijo Filipo III, hermanastro de Alejandro Magno y que de las 

Fuente: MEH

0 comentarios :

Publicar un comentario