lunes, 13 de julio de 2015


Científicos de la Universidad de Granada han realizado un estudio sobre el uso de la epidural. Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores analizaron una población formada por un total de 2609 niños nacidos entre los años 2010 y 2013 en el Hospital “San Juan de la Cruz” de Úbeda (Jaén).

Los bebés nacidos bajo el efecto de anestesia epidural presentan un ligero descenso en el índice del test de Apgar (un examen rápido que se realiza al recién nacido para valorar su estado de salud general), tanto al minuto como a los cinco minutos del nacimiento.

Bebé recién nacido. Foto: Pixbay.
 Además, los bebés nacidos con epidural necesitaron reanimación en un mayor porcentaje, requirieron en mayor medida ser admitidos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) neonatales e iniciaron en menor medida la lactancia materna de manera precoz.

Junto a las múltiples ventajas atribuidas a la analgesia epidural “también se han descrito una serie de efectos adversos, tanto sobre la madre como sobre el niño. Los efectos adversos descritos sobre el niño son atribuidos al efecto farmacológico directo, debido a la transferencia placentaria del fármaco administrado por vía materna, o a un efecto indirecto secundario, como consecuencia de los cambios fisiológicos que el fármaco produce en la madre, como son los cambios hormonales”, explica la experta de la UGR, Concepción Ruiz Rodríguez.

No obstante, los datos son contradictorios y están en discusión por los profesionales sanitarios. Por ello, los autores de este trabajo se plantearon la conveniencia de estudiar el efecto de la analgesia epidural sobre distintos parámetros en el recién nacido. Los datos obtenidos por los investigadores “demuestran que la analgesia epidural posee ciertos efectos adversos sobre el recién nacido, en los que es necesario profundizar”, señala Ruiz Rodríguez.


Fuente: Agencia DiCYT

0 comentarios :

Publicar un comentario