martes, 30 de junio de 2015


Investigadores de la filial española de GSK en Tres Cantos (Madrid) han probado la eficacia en ratones de una nueva molécula contra la malaria. El medicamento tiene un mecanismo novedoso y actúa eliminando los parásitos causantes de la enfermedad mediante la inhibición de la síntesis de proteínas. Además, el tratamiento completo tendría un coste de un dólar (0,8 euros) y requerirá una única dosis oral.

Fué presentado en la revista Nature. El trabajo, que ha estado liderado por el equipo del profesor Ian H. Gilbert del departamento de química biológica de la Universidad de Dundee (Reino Unido), ha contado con la participación de investigadores españoles de la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK). Esta empresa cuenta en la localidad madrileña de Tres Cantos con una unidad de malaria que opera dentro del Centro de Investigación de Enfermedades de Países en Desarrollo (DDW, por sus siglas en inglés).

Según explicó Javier Gamo, director de la unidad de malaria, la nueva molécula, denominada DDD107498, “tiene un mecanismo de acción novedoso y actúa eliminando los parásito Plasmodium falciparum  –causantes de la enfermedad– mediante la inhibición de la síntesis de proteínas”. Esta síntesis –agrega– “es un proceso esencial para el desarrollo del parásito en diversas fases de su ciclo de vida. Por ello, la nueva molécula es efectiva en las múltiples fases del plasmodio”.

Un investigador mantiene la colonia de mosquitos en el insetario. Foto: GSK.
En el estudio, los investigadores españoles han utilizado ratones a los que se ha implantado glóbulos rojos humanos infectados con una línea adaptada del plasmodio como modelo para evaluar la eficacia del fármaco. Gamo señala que el compuesto empezará ahora la fase de desarrollo clínico "para evaluar la seguridad en humanos evitando cualquier aspecto tóxico del mismo".

Los autores del estudio señalan que el bajo coste del nuevo fármaco es un aspecto muy importante, ya que la mayor parte de los afectados viven en países en vías de desarrollo. El hecho de que requiera una única dosis oral también es valorado muy positivamente.

Para la investigación en malaria, el  Centro de Investigación de Enfermedades de Países en Desarrollo de GSK cuenta desde 2012 con un insectario de mosquitos en sus instalaciones de Tres Cantos con un nivel 3 de bioseguridad, requerido para trabajar con agentes exóticos.


Fuente: Agencia SINC

0 comentarios :

Publicar un comentario